Evita una estafa en citas on line con estos sencillos trucos

Evita una estafa en citas on line con estos sencillos trucos

Si el amor a primera vista tiene sus infortunios luego de varios contactos, imagina un romance a ciegas por medio de la web. El cupido on line puede ser un bribón, aliado a una red de estafadores que flecharán tu dinero y lastimarán tu corazón.

Hombres y mujeres acuden a sitios para citas en busca de su alma gemela, algunos encontrando romances exitosos y otros sumergiéndose en una profunda decepción después de quedar en bancarrota o haber   cometido un delito bancario sin siquiera sospecharlo.

Si no quieres ser víctima de un fraude sentimental y económico mientras buscas tu media naranja delante de un ordenador sigue estos trucos infalibles y evita una estafa a través de una web para citas con astucia y precaución.

Los hombres pican el anzuelo

A la red acuden muchos caballeros maduros quienes buscan chicas menores al igual que hombres muy jóvenes tras la experiencia sexual con mujeres mayores, estas tendencias las conocen las mafias estafadoras y lanzan su anzuelo esperando tan solo que piquen.

Cuídate de chicas despampanantes y exageradamente bellas o aquellas desvalidas como jóvenes, estudiantes, solteras con hijos que andan en búsqueda de protección porque pueden resultar identidades falsas que no te harán sentir rejuvenecido, tampoco un experto en la cama.

Estas féminas por lo general están a kilómetros de ti, pero locas de ganas por ir a visitarte, curiosamente sus jefes las maltratan, sus mamás las echan de la casa, sus hijos no tienen qué comer y un sinfín de infortunios para ablandar tu corazón y conseguir dinero que las ayude a resolver sus eventualidades o pagar el pasaje para ir a tus brazos en busca de consuelo.

Las mujeres dan el corazón

Las mujeres siempre soñadoras hasta en la red van detrás del príncipe azul. Así que cualquier caballero muy apuesto con dotes atléticos y un abanico de habilidades las deslumbrarán. Pilotos aéreos, inversionistas, militares, hombres maduros, pero bien conservados y en posición económica las seducen detrás de perfiles inexistentes para acosarlas, chantajearlas o estafarlas.

Estos hombres exitosos casi siempre son esclavos del tiempo y difícilmente están disponibles para entablar una conversación telefónica y casualmente les ocurre una eventualidad técnica o problema laboral cuando intentan conectar su cámara web. ¿Para dudar no?

En cualquiera de los casos, hombres y mujeres se exponen a encuentros infructuosos y a una larga lista de promesas que nunca se cumplen.

Modus operandi

Bajo una identidad falsa o por medio de un bot, esto es un programa informático que imita el comportamiento humano, comienza el coqueteo, mensajes van, mensajes vienen y cuando ya están engatusados, te piden que:

  1. Abras una nueva cuenta bancaria para ellos transferir dinero previamente robado y luego piden bajo cualquier patraña que lo saques fuera del país origen, o te redirigen a otro sitio web con un formulario de pago o enlace engañoso en todo caso convirtiéndolos así en los cómplices de su delito monetario.
  2. Estas infracciones también pueden ocurrir por medio de la solicitud del número de pasaporte, tarjeta de crédito, cuenta bancaria, todo bajo cualquier pretexto.
  3. Te solicitan que salgas de la plataforma donde ocurrió el encuentro para hablar por Skype, WhatsApp, correos electrónicos y así evitar ser rastreados por el servicio de cita inicial.
  4. Te seducen para sostener un encuentro íntimo virtual u obtener fotos comprometedoras para luego amenazarte con publicarlas a cambio de una jugosa cantidad de dinero.
  5. Te ruegan que les hagas una transferencia por Western Union o Money Gram por cualquier urgencia.

No solo los amantes son un fiasco

Los sitios de citas en línea pueden ser totalmente fraudulentos diseñados por estafadores para obtener dinero. Por lo general son gratuitos, están repletos de anuncios y su diseño es poco atractivo o está mal acabado a consecuencia de su bajo presupuesto.

Activa tu sentido común

Un despecho 2.0 se aproxima si no estás atento a lo que esa nueva conquista te dice, cómo lo dice y cuál es su apariencia. Observa con mucha atención la calidad de sus escritos, lo personalizado de sus mensajes y lo comprometida que este con la conversación.

Aléjate siempre de esas personas que no le dan continuidad a sus relatos, que están más interesadas en conocer tu bolsillo que el corazón o las que quedan absolutamente flechados por ti en el acto. ¡Tus alarmas deberían activarse si te confiesa en pocos días que no puede vivir sin ti!

Un diálogo siempre es dudoso cuando tu interlocutor te envía mensajes genéricos, cuando lo hablado resulta un tanto incoherente, inapropiado e involucra a tus parientes cercanos.

Fíjate bien si escribe correctamente tu nombre, si es reiterativo, también si su escritura deja mucho que desear debido a su mala ortografía o tipeo.

Tampoco queremos que te busques a un erudito del lenguaje, pero si nunca se esmera en escribir bien quizás vaya muy deprisa con un extraño propósito o este conversando con varias personas a la vez, ¿no lo crees?

Trucos para que despidas la ingenuidad

  • Antes de ingresar a un sitio de citas precisa qué opiniones emitieron otros usuarios.
  • Protégete de virus informáticos o de web peligrosas utilizando cortafuegos o firewalls.
  • Nunca te registres por medios de tus redes sociales ni a través de cuentas de correos personales, menos las laborales.
  • No suministres tus datos bancarios, emplea otros recursos como los monederos virtuales o las tarjetas prepagadas.
  • Sé prudente antes de colocar tu cámara web. Jamás compartas información y datos confidenciales.
  • Googlea sus fotos y perfiles para saber de dónde proviene esa imagen publicada.
  • Recuerda las expresiones “amor de lejos, amor de pendejos” así que intenta hacer un contacto en persona para eso es importante buscar a alguien que viva cerca de ti o por lo menos en el mismo país.
  • Por último, no dejes que solo te gobierne el corazón.

Y tú… ¿Has tenido una mala experiencia? ¡Compártela!

Add Comment